Un hermoso paisaje hace de Península Papagayo el sitio ideal para pasar un relajante fin de semana hospedándose en el Four Seasons Resort Costa Rica at Peninsula Papagayo.

Luego de extensos trabajos de renovación, el Four Seasons Resort Costa Rica at Peninsula Papagayo cuenta hoy con un lobby y habitaciones revitalizados, además de dos nuevos restaurantes y un relajante lounge al aire libre. Ofreciendo una gama de actividades exclusivas, tanto en mar como en tierra, los huéspedes pueden realizar paseos en kayak o practicar surf de remo, surfing, esnórquel y más desde la comodidad de las playas del resort.

Por otro lado, a los amantes de la buena cocina les encantará la diversidad de la oferta culinaria en cualquiera de los tres restaurantes del hotel, diseñados exclusivamente y cuyas especialidades son la comida fresca e innovadores cocteles. Para las familias con niños, el nuevo campamento de verano, Eco-Camp Papagayo, mantendrá a los chicos ocupados todo el día, interactuando con la naturaleza en uno de los ecosistemas con mayor diversidad en el mundo.

Día 1:

La mejor manera de adaptarse al relajante entorno es disfrutando de la belleza natural de la costa, mientras se rema sobre gentiles olas color zafiro. Un recorrido matutino en kayak es una excelente opción para comenzar el día en el agua, ya que puede observarse el resort desde la perspectiva única que ofrece el golfo y rodeado de vida marina, como tortugas, peces tropicales y una variedad de especies de aves.

Tras relajarse en alguna de las dos piscinas del hotel, disfrute de un bocadillo o un almuerzo al aire libre en el nuevo restaurante Sol y Sombra Latin Market and Seafood Grill. Con vistas panorámicas y mesas al aire libre, el restaurante ofrece platillos sudamericanos con un toque contemporáneo, además de un ceviche bar en el cual se sirven corvina y dorado, los peces más codiciados de la zona. También está abierto para cenar y en su menú se destacan la pesca del día y un corte de res estilo New York de un kilo, sazonado con especias mexicanas.

Para apreciar esta asombrosa península al máximo, un paseo guiado al atardecer desde la playa del resort es ideal para admirar la puesta de sol. Quienes se aventuren a subir los casi mil escalones de madera selva arriba muy problemente se toparán con alegres monos antes de llegar al mirador. En la cima, los aventureros serán recompensados con una dramática panorámica del atardecer, adornado por un caleidoscopio de colores vibrantes. Además, quienes así lo deseen pueden regresar al hotel en uno de los vehículos disponibles para su comodidad.

Four Seasons Resort Costa Rica at Peninsula Papagayo

Reservar ahora

Día 2:

Iniciar el día con una emocionante lección de surfing en la playa del hotel es una experiencia vigorizante. Mientras reciben una divertida clase para principiantes en las olas, los novatos podrán probar su suerte bajo la estricta supervisión de un profesional de Tropicsurf. La experiencia es tan adictiva, que muchos huéspedes regresan una y otra vez durante su estancia para tomar más lecciones. Para aquellos avezados en el arte de sortear olas, Tropicsurf ofrece entrenamiento para surfers de nivel medio y expertos.

Por la tarde, los huéspedes pueden desconectarse del mundo a través del programa Disconnect to Reconnect, bajo el cual entregan sus teléfonos móviles durante 24 horas o más. Como recompensa, los participantes recibirán un estuche nuevo para iPhone y una lista de actividades que no involucran tecnología, como paseos en kayak, partidos de tenis, avistamiento de aves, clases de manualidades, de baile y de cocina. También se vale simplemente tomar el sol en la playa.

El cielo de la Península Papagayo se ilumina cuando cae la noche. Gracias a su ubicación en la costa del Pacíficio, Four Seasons Resort Costa Rica at Peninsula Papagayo es uno de los mejores destinos para admirar las estrellas. Por la noche se organizan paseos guiados de surf de remo en tablas fluorescentes a través de los cuales los huéspedes pueden disfrutar del estrellado cielo costarricense mientras admiran la biodiversidad marina. Observar el reflejo del cielo nocturno sobre el oceáno costarricense es una experiencia cautivante y encantadora.

Para la cena, el nuevo restaurante Cena Sociale Italian Kitchen and Wine Bar ofrece especialidades creadas con ingredientes orgánicos. Inspirado en la cocina de la Costa Amalfitana de Italia, el menú incluye una selección de innovadoras tapas, pastas, además de frutos del mar de Puntarenas, un poblado cercano localizado en el océano Pacífico. Entre los favoritos se encuentra el tiradito de atún aleta amarilla con mousse de aguacate y la lasaña estilo bolonesa de la abuela. Como postre, Cena Sociale ofrece una variedad de sabores de helado estilo italiano.  

Día 3:

Disfrutar del mar en cualquiera de las dos playas del Four Seasons Resort Costa Rica at Peninsula Papagayo es una de las actividades favoritas de los huéspedes. Quienes aman explorar el fondo del mar, una sesión de esnórquel por la mañana es ideal para admirar la colorida y diversa vida marina de Costa Rica. Para suerte de los huéspedes, el resort ofrece equipo para hacer esnórquel gratis en la playa y muchas opciones para realizar paseos guiados o personalizados.

Por la tarde, incluso quienes no juegan golf querrán recorrer el campo de campeonato diseñado por el afamado golfista profesional Arnold Palmer. El campo de 18 hoyos fue desarrollado siguiendo el entorno natural de la selva tropical e incluye impresionantes vistas del Pacífico desde el fairway. Al reservar un lugar en el paseo Trail of the Giants, los huéspedes recorren el campo en carritos de golf mientras un experto señala la flora, fauna y vida silvestre, incluyendo monos aulladores y capuchinos de cabeza blanca.

Los huéspedes también pueden pedir un deseo mientras disfrutan de una cena al aire libre bajo el programa Taste the Stars, el cual combina lo mejor de la astronomía con la gastronomía local (y estelar), a través de una cena de múltiples tiempos inspirada en los cuerpos celestiales. Creado por el chef ejecutivo Mario Alcocer, el concepto es el resultado de su colaboración con el astronauta costarricense Franklin Chang Díaz. Durante la cena, los huéspedes pueden admirar de cerca el cielo nocturno a través de un poderoso telescopio y bajo la dirección de un experto en astronomía.

Para cerrar con broche de oro su estancia en Península Papagayo, el bar Tico’s ofrece cocteles, música viva y camas colgantes que se mecen al ritmo de la brisa marina. Y con un extenso menú de bebidas exclusivas, se trata del sitio perfecto para brindar en honor a la “pura vida”. 

Four Seasons Resort Costa Rica at Peninsula Papagayo

Reservar ahora