Cada mañana, en punto de las cuatro, Malcolm Hill, guía titular de Tropicsurf en el Four Seasons Resort Costa Rica at Peninsula Papagayo, responde al llamado de las olas. Tenía apenas 10 años cuando sus padres cambiaron su granja lechera en Nueva Zelandia por una playa australiana. “Ahí comenzó mi historia de amor con el surfing y se convirtió en lo único que siempre he querido hacer,” dice Hill. “Así que, cuando se presentó la oportunidad de enseñar surfing a los huéspedes de Four Seasons, no pude resistirme.”


Hill es un ejemplo del enfoque de la marca en la personalidad, las conexiones y las habilidades de sus asociados, de la creencia que indica que, al elevar a los empleados y sus pasiones, los huéspedes tienen la oportunidad de conectar con un destino vacacional a un nivel más profundo, a través de las personas que conocen y las experiencias que con ellas comparten. “Me encanta brindar a nuestros huéspedes la oportunidad de desconectarse de la tecnología y simplemente comulgar con la naturaleza,” dice Hill. “En el mar reina la paz. No existen correos electrónicos, llamadas telefónicas o trabajo por hacer cuando estás sobre una tabla de surfing en medio del océano. Es casi una forma de meditación.”


Pero lo mejor de su trabajo, explica Hill, son los visitantes con los que ha pasado tiempo en el agua. “Son los incontables huéspedes a quienes hemos ayudado a subirse a su primera (y a veces la mejor) ola de su vida. Saber que fui parte de ello y que colaboré para que experimentaran eso me hace increíblemente feliz.”

Four Seasons Resort Costa Rica at Peninsula Papagayo

Reservar ahora