Washington es una ciudad de categoría mundial, con importantes monumentos, memoriales y museos en los que se puede encontrar gran parte de la historia de Estados Unidos.

En la bulliciosa capital de Estados Unidos se puede comprar y comer con estilo, visitar instituciones culturales, explorar monumentos históricos y recorrer museos, todo mientras se admira el hermoso paisaje que ofrecen los ríos Potomac y Anacostia. Para hacer de su próximo viaje una experiencia inolvidable, le pedimos a Javier Loureiro, chef concierge del Four Seasons Hotel Washington, DC y a su experimentado equipo de conserjes Les Clefs d’Or (quienes suman más de 100 años de experiencia en el destino) que compartieran sus recomendaciones sobre lo mejor para ver y hacer en Washington, DC.

Sólo en Washington

Quienes visitan la capital de Estados Unidos pueden aprovechar para realizar algunas actividades disponibles solamente en esta parte del mundo. Aquí se puede reservar un paseo privado por la Casa Blanca, hogar del presidente desde 1800 y símbolo de la democracia estadounidense. Quienes quieran ver cómo funciona el sistema político estadounidense pueden asistir a una sesión del Congreso —tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado— o ser testigos de un argumento legal en la Suprema Corte de Justicia. Y mientras recorre el National Mall, asegúrese de hacer una parada y admirar la joya arquitectónica que alberga la Organización de Estados Americanos, de la cual son miembros países como México, Argentina, Chile y Colombia

Paseos privados

No hay mejor forma de experimentar los principales monumentos de la ciudad capital que a través de un paseo privado. Los aficionados al arte, encontrarán un gran escaparate en Glenstone, una colección privada de arte de posguerra de América y Europa, en una extensión de 60 hectáreas fuera de la ciudad y un hito en el mundo del arte.

El Museo Kreeger, ubicado en 2 hectáreas de jardines repletos de esculturas y bosques apacibles que exhiben obras del siglo XIX y XX de Monet, Picasso, Renoir, Cézanne and muchos más. En cuanto a las atracciones más conocidas, la mejor manera de experimentar monumentos fascinantes de la ciudad es mediante un tour privado. Usted puede recorrer el Capitolio realizando su reservación a través del Centro de Visitantes del Capitolio, o bien, obteniendo un pase el mismo día ya en el lugar. Un viaje privado de Mount Vernon incluye entrada en la tumba de George Washington y el tercer piso restringida de la casa principal. Por ejemplo, un curador de la Sociedad Histórica del Capitolio puede enseñarle detalles poco conocidos del Capitolio e incluso conseguir acceso a su icónico domo, área que por lo regular no está abierta al público. Un paseo privado por Mount Vernon incluye una visita a la tumba de George Washington y al tercer piso de la casa principal, de acceso restringido

Washington al aire libre

La capital de Estados Unidos cuenta con más áreas verdes per cápita que cualquier otra ciudad del país, así que luego de una intensa jornada recorriendo sitios históricos, escápese a uno de los parques. Rock Creek Park atrae tanto a senderistas como a ciclistas provenientes de todo el mundo, mientras que el sendero Mount Vernon Trail brinda espectaculares vistas de la ciudad y el río Potomac. Siguiendo este sendero, los visitantes pueden apreciar los monumentos, observar el aterrizaje de aviones desde Gravelly Point y pedalear hasta la finca de George Washington en el vecino estado de Virginia. Otro excelente punto recreativo es la isla Theodore Roosevelt. Se trata de un monumento viviente dedicado al vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos e incluye varios senderos desde los cuales se aprecia la naturaleza a plenitud. No está permitido el acceso a bicicletas, así que no olvide llevar zapatos cómodos.

Four Seasons Hotel Washington, DC

Reservar ahora

Sabores del mundo

Washington es hogar de gente de todo el mundo, así que no ha de extrañar que su oferta gastronómica sea tan ecléctica como refinada. En el vecindario de Foggy Bottom se encuentran el aclamado restaurante francés Marcel’s y Cafe Milano en Georgetown. Para comer como todo un capitalino, Martin's Tavern en Dupont Circle, permite degustar desayunos y almuerzos. Para comer como todo un capitalino, acuda a Kramerbooks & Afterwords Cafe & Grill, al norte de Dupont Circle, para desayunar o degustar un bocadillo nocturno durante los fines de semana. Mitad librería y mitad café, este sitio “ha servido lattes a literatos” desde 1976 y es punto de encuentro de los amantes de la política. Los comensales aventureros deben visitar Rasika en el vecindario Penn Quarter, donde el chef ejecutivo Vikram Sunderam prepara platillos tradicionales de la India con un toque contemporáneo. Su plato más popular, palak chaat —o espinaca crujiente— es esencial como entremés.

Jóvenes exploradores

Los chicos podrán ver, tocar y probar la cultura nativa en el Museo Nacional de los Indios Americanos, el más nuevo de los 19 museos de la Institución Smithsonian. Aquellos que sueñan con ser pilotos o astronautas quedarán fascinados con el Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio y su contraparte cerca del aeropuerto Washington Dulles International, que alberga un Concorde y un bombardero invisible. Los aficionados al Agente 007 no querrán perderse el Museo Internacional de Espionaje y maravillarse con sus ingeniosas herramientas y trucos. Agende también un paseo con la familia al Monumento a Washington. A los chicos les encantará subir 152 metros en ascensor hasta el mirador, pero no dejen de hacer una escala en el museo que se encuentra tres metros más abajo.

Distritos para compras

Las históricas calles de Georgetown albergan una mezcla ecléctica de boutiques independientes y tiendas de marcas internacionales. La abundancia de cafés y restaurantes gourmet hacen este distrito ideal para dedicarle toda una tarde o incluso todo un día. Para realizar compras de lujo, visite The Collection en Chevy Chase. En este distrito encontrará marcas como Cartier, Gucci, Bulgari y Jimmy Choo, mientras que Neiman Marcus y Saks Fifth Avenue se ubican a solo unas cuantas cuadras de distancia. En el CityCenterDC puede inmortalizar su viaje con un prendedor de Ann Hand, cuyas piezas de joyería patriótica han sido las favoritas de las élites de Washington desde hace un cuarto de siglo. Si encuentra el tiempo para aventurarse más allá de los límites de la ciudad, diríjase a Virginia en busca de rebajas en Tysons Galleria y Leesburg Corner Premium Outlets.

Washington de noche

Admire las luces de la ciudad desde el Monumento a los Caídos del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, ideal para relajarse y disfrutar el paisaje capitalino desde el otro lado del río Potomac. Una vez relajado, cruce el río rumbo al corredor de 14th Street para degustar Le Diplomat, un sofisticado bistró Francés; o bien, visite Estadio para comer tapas españolas en un ambiente relajado. Visite Birch & Barley para degustar alguna (o varias) de las 555 clases de cerveza disponibles en su barra. Cierre la noche con broche de oro disfrutando una velada en el Centro Kennedy, sala de conciertos que alberga múltiples teatros y sede de la Orquesta Sinfónica Nacional y la Ópera de Washington.

Four Seasons Hotel Washington, DC

Reservar ahora