La grandiosidad del lobby del Four Seasons Hotel Toronto promete una emocionante aventura urbana.

Ubicada en la costa septentrional del lago Ontario, Toronto es ideal para embarcarse en una aventura urbana. En la ciudad podrá encontrar arte de clase mundial, gastronomía de todo el planeta, boutiques de lujo y miles de hectáreas de espacios verdes listos para ser explorados. Aquí presentamos otras 10 razones para visitarla.

FABULOSOS FESTIVALES

Entre los mejores festivales se encuentran el Festival Internacional de Cine de Toronto (septiembre), el Festival Internacional de Autores (octubre), el Festival Luminato de Toronto (junio) y el Festival Fringe de Toronto (finales de junio/inicios de julio). Hay muchos otros eventos que celebran la herencia cultural de los diversos grupos étnicos asentados en Toronto.

Albergando exhibiciones tan atractivas como su arquitectura exterior, el Museo Real de Ontario es solo una de las opciones culturales a ser exploradas durante su visita a Toronto.

MUSEOS Y GALERÍAS

Los principales son el Museo Real de Ontario y la Galería de Arte de Ontario, pero además recomendamos visitar alternativas únicas, como el Museo Bata del Calzado, la Galería Toronto Dominion de Arte Inuit y Museo Gardiner de Arte Cerámico.

PERFECCIÓN ACÚSTICA Y VISUAL

El Centro Four Seasons para las Artes Escénicas es un paraíso para los amantes de la ópera y el ballet. Construido específicamente para estos géneros artísticos, es sede de la Compañía Candiense de Ópera y el Ballet Nacional de Canadá.

EL DEPORTE INVERNAL DE CANADÁ

Considerado la meca de los aficionados al hockey sobre hielo, el Salón de la Fama del Hockey está lleno de recuerdos y emocionantes juegos interactivos por computadora. La estrella de este lugar es el trofeo original de la Copa Stanley.

ARTE Y GASTRONOMÍA LOCAL

Nombrada por por National Geographic Traveler como “el sitio geoturístico de moda”, la antigua ladrillera Evergreen Brick Works alberga hoy un mercado agrícola muy popular, instalaciones de arte monumental en sus viejas calderas y un café al mando de uno de los chefs más famosos de la ciudad.

INSPIRADO POR BACH

Encabezado por el violonchelista Yo-Yo Ma, el diseño del Jardín Musical de Toronto se inspiró en la Suite para violonchelo No 1 en Sol mayor, de Johann Sebastian Bach. Durante el verano, el jardín frente al lago es el sitio ideal para conciertos de música clásica y de índole mundial.

ESCAPADA A LAS ISLAS

Basta un apacible viaje en transbordador para llegar a las Islas de Toronto, con extensas áreas verdes que invitan a explorarlas a pie o en bicicleta, playas de arena blanca y la ecléctica comunidad de Ward’s Island. Admirar los rascacielos de Toronto al atardecer justifica la visita.

DESTINO CULTURAL

El histórico Distillery District es un complejo de viejas bodegas, callejuelas adoquinadas y apacibles patios, donde los artistas han instalado estudios, galerías, restaurantes y bares. Y las fabulosas producciones de la Compañía de Teatro Soulpepper añaden un ingrediente extra.

Quienes buscan las emociones más extremas disfrutarán las experiencia de admirar Toronto desde la cúspide de la Torre CN.

AVENTURA DE ADRENALINA PURA

Ubicada en el módulo principal de la Torre CN, Edgewalk es la plataforma circular sin barreras más alta del mundo. Es probablemente la experiencia más emocionante de todas, sobretodo cuando los más intrépidos se inclinan hacia el vacío y admiran el maravilloso panorama.

CIUDAD DE VILLAS

La diversidad es uno de los mayores encantos de Toronto, una ciudad en la cual muchos de sus vecindarios aún conservan ese aire que recuerda a la madre patria, desde Chinatown en el centro hasta Corso Italia.