Milán es un destino cosmopolita que enamora a quienes recorren sus calles repletas de arte, cultura, gastronomía, y moda.

Para un fin de semana memorable en Milán, descubra por qué en esta ciudad lo sofisticado es cosa de todos los días a través de un itinerario que incluya un poco de turismo, visitar sus monumentos, probar platillos locales, dedicar tiempo a hacer compras exclusivas y entregarse a los placeres de la vida.

Viernes

Aperitivo en el bar Il Foyer al interior de Four Seasons Hotel Milano

Llegue un viernes por la noche justo a tiempo para socializar al más puro estilo milanés tomando un aperitivo en Il Foyer. Acompañado de tapas ligeras, disfrute de un creativo coctel en una atmósfera elegante y relajada que atrae a actores de la industria de la moda y a ejecutivos de negocios por igual.

Cena en Ceresio 7

Una vez abierto el apetito, cene al lado de una piscina en el feudo gastronómico de moda en Milán. Ceresio 7 recibe su nombre por la dirección del edificio que alberga este restaurante ubicado en su último piso. Construido en la década de 1930, durante la era fascista, ofrece vistas que incluyen al Cementerio Monumental, las múltiples torres puntiagudas del Duomo y los rascacielos construidos para la Expo 2015. Realice una reservación en un gabinete y ordene la deliciosa focaccia, dorada a la perfección en horno de leña, seguida por una especialidad italiana como el tradicional espagueti con tomate, queso de cabra y limón.

SÁBADO:

De compras

Cuna de prestigiadas marcas de moda italiana e importantes pasarelas durante todo el año, Milán destila colorida moda y diseño. Camine por las pintorescas callejuelas del famoso Quadrilatero d’Oro en busca de lujosas prendas de las marcas más famosas o bien, de curiosidades que van desde utensilios para el hogar hasta fragancias y joyería. Deténgase por un espresso y una rebanada de decadente pastel Sacher en la Pasticceria Cova sobre Via Montenapoleone, el lugar perfecto para deliberar la siguiente compra.

Diríjase hacia la Piazza del Duomo para comprar en la exclusiva tienda departamental La Rinascente o visite la cercana Excelsior, con su atrevida combinación de prendas, accesorios y productos de belleza de las marcas reconocidas. En el famoso Corso Como encontrará boutiques eclécticas y el popular almacén 10 Corso Como, donde podrá encontrar los mejores libros sobre arquitectura, lo último en suéteres de Comme des Garcons o simplemente, tomarse una taza de té en el café de la terraza.

Después de enriquecer su guardarropa, es momento de buscar las mejores piezas para el hogar, por lo que una visita a las muchas tiendas de diseño y muebles en Milán es una parada esencial en un día de compras. B&B Italia, Poltrona Frau y De Padova producen hermosas piezas como divanes, sillones y muebles diversos. En el centro de Milán, descubra la exhibición de Rossana Orlandi, con fascinantes piezas tanto de diseñadores reconocidos como de nuevos talentos.

Almuerzo en Al Peck

Pruebe alguno de los platillos más famosos de Milán durante su almuerzo en Al Peck. Localizado en el nivel superior del histórico mercado delicatessen del mismo nombre, el restaurante tiene una cocina abierta que permite a los comensales observar los pormenores de la gastronomía italiana. Ordene el delicioso risotto al azafrán (Risotto alla Milanese) o la crocante milanesa de ternera (Cotoletta di vitello alla Milanese).

Aperitivo en Café Trussardi

Rodeado de edificios grises estilo modernista (y a un costado del Teatro alla Scala) se encuentra Café Trussardi, una exuberante joya de bar. De sus paredes de cristal cuelgan más tres mil especies de plantas tropicales. Admire este jardín vertical mientras degusta una copa de Prosseco o acomódese en el modernísimo bar rectangular de piedra pulida.

Four Seasons Hotel Milano

Reservar ahora

Una función en el Teatro alla Scala

Momento de lucir las mejores galas y presumir las compras recientes desde uno de los lujosos balcones del Teatro alla Scala. Dependiendo del calendario del teatro (obtenga detalles y reserve sus entradas con anticipación a través de concierge). En su escenario se presentan funciones de ballet, ópera y conciertos musicales. Los exigentes aficionados a la ópera de Milán no dudan en abuchear una mala actuación, algo que añade un toque más dramático a la velada.

Cena en Il Marchesino

A solo unos cuantos pasos de La Scala se ubica Il Marchesino, ideal para una exquisita cena ya entrada la noche. Concebido por uno de los chefs más respetados de Italia, Gualtiero Marchesi, este restaurante sirve elegantes platillos hasta la 1 de la madrugada, por lo que se puede culminar la velada con un risotto al salto y una copa de Sforzato di Valtellina, tradicional vino tinto de la región de Lombardía.

Domingo

De la cama al spa

Dedique la mañana a entregarse a la tranquilidad absoluta en el spa del hotel. De una calidez acogedora, cada rincón de este espacio de mármol y madera fue diseñado por Patricia Urquiola. Comience nadando en la piscina techada de 14 metros de largo antes de dejarse consentir con un masaje, tratamiento facial o corporal, creados especialmente para el spa con productos de La Prairie o Sodashi orgánicos.

Brunch 

Termine su escapada de fin de semana con un festín gastronómico en el hotel. Creado para satisfacer cualquier antojo culinario, el brunch dominical consiste en un elegante banquete que incluye un dulce final en el famoso salón del chocolate. El diseño de este espacio decadente evoluciona cada año según la temática del momento, pero lo que nunca cambia es la excelente selección de chocolates franceses hechos a mano y postres con chocolate.

Caminata cultural

Desde la elegante Galleria Vittorio Emanuele II, camine hacia la plaza para visitar el Duomo. Tome el ascensor hacia la azotea de la catedral para observar de cerca las intrincadas torres puntiagudas de mármol y un panorama de Milán que en días despejados se extiende hasta las montañas. A un costado del Duomo, el Palazzo Reale alberga algunas de las exhibiciones de arte más importantes de Milán. Camine por una encantadora calle peatonal hasta arribar al Castello Sforza, construido en la época medieval por la familia milanesa de más rancio abolengo. Detrás de sus murallas se ubica el encantador parque Sempione, coronado por su Arco della Pace. Cerca de allí se encuentra el distrito artístico de Brera, cuyas callejuelas albergan una combinación de tiendas de antigüedades y galerías.

Café en Gucci Caffé

Retorne a la hermosa Galleria Vittorio Emanuele II para saborear un cappuccino en Gucci Caffé y ver pasar a la gente bonita de Milán mientras admira los majestuosos escaparates de la adyacente tienda de Gucci y sus famosos aparadores.

Four Seasons Hotel Milano

Reservar ahora
请注意,您即将跳转至四季酒店在中国境外运营的网站。
明白