Con el Bósforo como marco, la piscina del hotel es un oasis para escapar del bullicio de esta vibrante ciudad.

Estambul se transforma en un lugar mágico cuando se recorren las callejuelas del Gran Bazar, donde abundan los exóticos aromas y los colores vibrantes. La belleza natural de la ciudad, su arquitectura de siglos de antigüedad y un mosaico vibrante de cafés, clubes, restaurantes, galerías y tiendas son un deleite para los viajeros. Aquí unas recomendaciones del equipo Four Seasons Hotel Istanbul at the Bosphorus, para disfrutar en familia de la experiencia que ofrece este destino en las orillas del Bósforo.

Observar el amanecer

Aprovechen el hecho de que los chicos suelen despertarse temprano y observen el amanecer a orillas del Bósforo. Admiren los tonos azul y gris del horizonte transformarse en rosa y naranja. Y para comenzar bien el día, ordenen una taza de café turco en Kurukahveci Mehmet Efendi y disfruten tanto de esta delicia regional como de la vista.

Buscar tesoros escondidos

Recorran las callejuelas del Gran Bazar para que los chicos busquen algún tesoro escondido. Entre los artículos más preciados están los tradicionales darbukas (tambores), balones de fútbol con los colores del afamado club Galatasaray, pulseras hechas a mano y zapatillas con brillantina. Los mayores encontrarán sus propios tesoros entre artesanías, especias y joyas.

Cenar bajo las estrellas

Localizado en un cerro desde el cual se aprecia toda la ciudad, Sunset Grill & Bar brinda una espectacular vista de Estambul al atardecer. Los chicos quedarán asombrados al ver cómo cambian los colores en el estrecho mientras ustedes disfrutan de una deliciosa cena con el puente del Bósforo como marco.

Cruzar el puente del Bósforo

Tomen un taxi desde el lado europeo de Estambul y hagan que los chicos se sientan viajeros de clase mundial pidiendo al conductor que los lleve hasta Asia, cruzando por el puente del Bósforo. Una vez en el otro lado, no dejen de explorar los cafés y comercios de la calle Bagdat.

Navegar por el mar Negro

Aborden junto un ferry público para navegar hasta la boca del Mar Negro. Pasarán frente a hitos como la fortaleza Rumeli, la mezquita de Orkatoy y el Palacio Dolmabahçe.

Four Seasons Hotel Istanbul at the Bosphorus

Reservar ahora

Descubrir sitios históricos

Narren historias de aventura en la estación de Sirkeci, destino final del Expreso de Oriente. Su ornamentado interior parece sacado de un sueño y algunos andenes continúan en operación. A los chicos les encantará deambular por una de las locaciones donde se filmó una película de James Bond.

Revivir la historia 

Los más chicos se sentirán parte de la realeza visitando el Palacio de Topkapi, un museo en el cual los libros de historia cobran vida en forma de una famosa daga o harenes bellamente decorados. Tras admirar todas las colecciones, caminen unas cuantas cuadras hasta Tarihi Sultanahmet Koftecisi Selim Usta para disfrutar de unas deliciosas albóndigas, antes de admirar la hermosa arquitectura de la Mezquita Azul.

Disfrutar un día de juegos

Los niños disfrutarán de una visita al parque de diversiones Vialand o Miniatürk, un parque de miniaturas al aire libre con 126 modelos a escala de las estructuras turcas, anatolianas y otomanas más famosas. El Museo del Juguete de Estambul exhibe alrededor de 4 mil juguetes y miniaturas de todo el mundo, algunos con una antigüedad de casi dos siglos. Los más pequeños podrán disfrutar de diversion y maravillas acuáticas en el Acuario de Estambul.

Crear su propio souvenir

¿Por qué comprar un souvenir si pueden crearlo ustedes mismos? El centro de artesanías Caferaga Medresesi no solamente ofrece hermosas piezas de artesanía turca, además imparte clases para crear un recuerdo verdaderamente inolvidable.

Explorar el centro de Estambul

Realicen un recorrido por tranvía hasta la calle peatonal de Istiklal, que al final conecta con la popular área de túneles. Aquí, busquen el restaurante Lokal, que proyecta películas en la pared mientras almuerzan. De regreso en el hotel, pueden disfrutar de la piscina al aire libre mientras observan los barcos y transbordadores navegar sobre el Bósforo. Si viaja a Estambul durante el verano, podrán disfrutar de jazz en vivo en la terraza los viernes y sábados por la noche.

Four Seasons Hotel Istanbul at the Bosphorus

Reservar ahora