Disfrute la belleza de la Polinesia Francesa acompañado de su familia y amigos cercanos en una villa frente al mar del Four Seasons Resort Bora Bora.

Si Bora Bora no está en su lista de sitios por visitar, es tiempo de hacer una nueva. En este edén tropical, donde las olas color azul turquesa rodean pequeñas islas enmarcadas de arena blanca y los picos volcánicos descansan sobre apacibles lagunas, cualquier noción preconcebida sobre el paraíso es fácilmente desechada. Desde atracciones históricas hasta deliciosa cocina, la Polinesia Francesa es rica en experiencias culturales. La abundancia de vida marina del Pacífico Sur ofrece a los viajeros la posibilidad de embarcarse en aventuras acuáticas como esnórquel, buceo y surf de remo. Aquí, relajarse es más que un estado mental: es un estilo de vida.

La mejor manera de disfrutar todo lo que este encantador destino turístico ofrece es hospedándose en una de las opulentas villas frente al mar del Four Seasons Resort Bora Bora. Con sus techos de paja, arte polinesio original y muebles de madera de teka, en cada una de las villas se respira un auténtico ambiente isleño. Exuberantes jardines rodean piscinas infinitas para recrear un paraíso personal. Además de la amplitud de sus espacios y las fabulosas vistas, las villas están a unos cuantos pasos del Pacífico Sur. Sin importar se trate de una romántica escapada para dos o de unas merecidas vacaciones en familia, la selección de villas frente al mar del resort se ajusta a todas sus necesidades de viaje. Y para quienes prefieren no preocuparse por nada durante sus vacaciones, Four Seasons Resort Bora Bora ofrecepaquetes personalizados para cada huésped, incluyendo alimentos y actividades selectas en el precio por noche de cada villa.

Un oasis romántico para parejas

Bora Bora es un paraíso para los enamorados y la villa de una recámara Fenua Deluxe con piscina frente al mar es perfecta para entregarse al amor. El tiempo parecerá detenerse mientras usted y su pareja hidratan sus cuerpos en la amplia bañera de piedra bajo la veranda o mientras recorren las playas de arena blanca tomados de la mano. Oculta entre palmeras y follaje tropical, la villa es un edén escondido, ideal para quienes buscan conectarse de nuevo, recargar energía y descubrir una vez más el romance. Si logran levantarse de la enorme cama tamaño king, acudan juntos a la Kahaia Spa Suite para relajarse y dejarse consentir durante tres horas mientras disfrutan de asombrosas vistas de las islas. Regresen a su villa y destapen una botella de champaña mientras disfrutan de una cena gourmet a la luz de las velas. Cierren con broche de oro ese inolvidable día con un chapuzón en su piscina infinita privada.

Una villa digna de una reunión

Se trate de una celebración familiar, una reunión, unas vacaciones con varias generaciones o cualquier otra experiencia en grupo, la villa de tres recámaras Otemanu Luxury con piscina frente al mar es su mejor opción. Sus seres queridos gozarán un espacio de 500 metros cuadrados repartidos en tres recámaras, tres baños, comedores al aire libre y hasta un jardín privado para relajarse después de disfrutar un entretenido día pleno de actividades. Mientras los adultos se relajan en la terraza admirando el Monte Otemanu y la espectacular playa, los chicos pueden pasar el día en el Club Tamarii, donde pueden hacer esnórquel acompañados por el biólogo marino del resort, pescar y probar bocadillos tradicionales franceses durante una muestra de comida. Los jovencitos pueden caminar hasta la playa cercana y practicar un poco de surf de remo, pasear en kayak o incluso alimentar tiburones. Por la noche, todo el grupo puede reunirse para contar sus aventuras mientras disfrutan de una deliciosa cena en la veranda con una de las famosas puestas de sol de la Polinesia como marco.

Four Seasons Resort Bora Bora

Reservar ahora

El sitio ideal para vacacionar en familia

Ubicada a unos cuantos pasos del Pacífico Sur, la villa de dos recámaras Fenua Deluxe con piscina frente al mar espera por usted y su familia, para que disfruten de unas vacaciones inolvidables. Esta villa de 300 metros cuadrados cuenta con espacios abiertos, dos recámaras y dos baños completos, además de un amplio jardín privado que rodea la piscina y la terraza. Hay un baño por separado para los jovencitos, a un costado de la sala con decoración auténtica, así como cunas para los más chicos. Equipo para hacer esnórquel está disponible sin costo para los huéspedes, para que todos puedan entrar en contacto directo con la vida marina del Santuario Laguna Ruahatu, practicar parasailing para ver Bora Bora desde una perspectiva diferente o jugar un partido de voleibol playero frente a su villa. Si lo que buscan es una experiencia cultural, disfruten de un espectáculo de danzas polinesias antes de regresar a su terraza privada para relajarse bajo las estrellas.

Escápese con los amigos

A veces es necesario escapar de los correos electrónicos, las llamadas y reuniones de negocios. Hágase de un grupo de amigos y disfruten de una escapada en la relajante villa de dos recámaras Premier Moana frente al mar. Con capacidad para cinco adultos, esta suntuosa villa viene equipada con televisores con pantalla de plasma y un bar surtido de bebidas para adultos. Descansen en las amplias recámaras o en la terraza privada. La piscina de la villa —rodeada por un hermoso jardín de palmeras, buganvillas y gardenias de Tahití— es ideal para convivir y relajarse. Durante el día embárquense en un yate privado para explorar la isla de Taha’a, famosa por sus valles interminables de vainilla, o descubran el mundo submarino durante una sesión de buceo. Prueben un poco de la cultura polinesia en el restaurante Arii Moana o soliciten los servicios de un chef en su villa para disfrutar de un hermoso atardecer. Para cerrar con broche de oro, relájense en la bañera de hidromasaje mientras sienten como sus preocupaciones desaparecen entre las burbujas.

Four Seasons Resort Bora Bora

Reservar ahora