Historia de Four Seasons
Historia de Four Seasons

El lujo como prioridad

Black-and-white historic photo of families dining in restaurant past doors with painted flowers, vase

1970–1979

La década de los setenta empezó con un momento decisivo: la apertura de un hotel en Londres, Inglaterra. Este hotel marcó el rumbo para la futura dirección de la empresa y fue pionero en muchos de los servicios exclusivos de Four Seasons que ahora se ofrecen en todo el mundo. En pocos años, la cartera de la empresa también pasó a incluir 10 hoteles en Canadá y sus primeros contratos de gestión en los Estados Unidos, en San Francisco y Chicago. A finales de la década, Four Seasons se había introducido en el mercado estadounidense bajo su propia marca en Washington, DC.

1970
En 1970, se inauguró Inn on the Park London (que más tarde pasó a llamarse Four Seasons Hotel London), justo a inicios del auge de los viajes transatlánticos en avión. Gracias a un encuentro casual a mediados de la década de los sesenta, Issy Sharp había conocido a una familia británica con una propiedad en el área de Hyde Park y un plan para construir un hotel. Pensaban que había suficientes hoteles grandes en Londres y querían crear una alternativa sencilla. Sharp tenía una visión diferente: "Un hotel personal y práctico. No para la aristocracia, sino para las personas que quieren recibir ese trato y no se sienten cómodas con la formalidad de los grandes hoteles tradicionales". Al final consiguió convencer a sus escépticos socios británicos. Aunque tenía que competir con nombres famosos como el Savoy, el nuevo hotel estaba casi siempre lleno. El Inn on the Park London se convirtió en el hotel del año en Europa.
1972
A lo largo de su historia, Four Seasons ha tomado cuatro decisiones estratégicas que establecieron los pilares de su plataforma empresarial. La primera decisión fue sobre la calidad. Pequeño, céntrico y bien equipado, con un servicio amable y personalizado las 24 horas, el primer hotel de Issy Sharp en Londres era justo lo que la gente buscaba en la nueva era de los viajes internacionales en avión a inicios de los años setenta. Alentado por su éxito, Sharp estableció el primero de los cuatro pilares de Four Seasons: en lugar de satisfacer a todo el mundo, Four Seasons se centraría en ser el mejor hotel en cada ubicación, con hoteles de tamaño medio de una calidad excepcional.
1976
La segunda decisión estratégica clave que tomó la plataforma empresarial tiene que ver con el servicio. A mediados de los años setenta, la empresa había centrado su atención en el sur. Entrar en este mercado requeriría una ventaja distintiva, y Four Seasons decidió que fuese un servicio de vanguardia, el servicio excepcional que había hecho destacar al hotel de Londres. Por tanto, se estableció el segundo pilar de la plataforma empresarial: el verdadero lujo no está definido por la arquitectura o la decoración, sino por el servicio. Así, en Four Seasons debemos conseguir que la calidad de nuestro servicio se convierta en nuestra característica distintiva y en una ventaja competitiva.
1976
Four Seasons se introdujo en el mercado estadounidense con su primer contrato de gestión para el hotel histórico de San Francisco, The Clift, inaugurado en 1913. Después de un importante lavado de cara y tras unos años de implementar el servicio característico de Four Seasons, los lectores de Condé Nast Traveler nombraron a The Clift el mejor hotel de Estados Unidos.
1979
En 1979, se inauguró el primer hotel estadounidense de la marca Four Seasons en Pennsylvania Avenue, en Washington, DC. El servicio hizo que el hotel fuera especial, hasta el punto que el nuevo Four Seasons Hotel Washington, DC apareció en la introducción del libro En busca de la excelencia, de Tom Peters.
请注意,您即将跳转至四季酒店在中国境外运营的网站。
明白