A los pies del lago y con los Alpes como telón de fondo, descubra el encanto de Ginebra, uan de las ciudades más modernas, fascinantes y elegantes de Europa.

Repleta de jardines y parques, Ginebra es una ciudad pequeña pero llena de historia, ubicada en el lago alpino más grande de Europa. Es también el hogar de una serie de organizaciones internacionales, incluidas las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud y el Comité Internacional de la Cruz Roja, por lo que es un destino multicultural con una oferta turística de primer nivel. Para sacar el máximo provecho de su visita, el equipo de Concierge de Four Seasons Hotel des Bergues Ginebra encabezado por Mina Bayat, comparte algunas recomendaciones para explorar el destino, desde dónde comer a la manera de planear un itinerario de viaje perfecto. 

Cene en restaurantes excepcionales

La escena culinaria de Ginebra está entre las mejores del mundo gracias a la multiculturalidad de su población. Para cocina francesa, los mejores sitios de la ciudad son Auberge de Floris o Domaine de Châteauvieux, el cual cuenta con dos estrellas Michelin. Auberge d’Onex es una gran elección para probar cocina italiana en un ambiente sofisticado. En Lausanne (a una distancia de 50 minutos en auto), hay dos restaurantes fantásticos que han sido reconocidos con tres estrellas Michelin: Benoît Violier y Anne-Sophie Pic en el Palacio Beau-Rivage. Si no desea salir del hotel, el restaurante Il Lago presenta creaciones gastronómicas del más alto nivel que rememoran el noreste de Italia, y que le han convertido es un favorito entre los locales por su menú perfectamente diseñado con base en ingredientes frescos locales.

Compras en serio

No puede faltar una parada en la boutique Victorinox, para aquellos en busca de ropa a la medida con la famosa calidad suiza, así como los populares souvenirs con la popular cruz suiza. Encontrará desde lencería a marcas de gran lujo en Bon Génie, una tienda departamental que cuenta con firmas tales como Christian Louboutin, Charivari, Delaneau y L’Arcade. Las mejores tiendas para caballeros incluyen Basil y Zilli para moda, así como John Lobb y Winston para calzado. Durante su excursión de compras, haga una pausa para recobrar energía con amandes princesses (una almendra cubierta de chocolate tradicional) en Auer Chocolaterie, la mejor chocolatería de la ciudad.

Paseo entre galerías

La emocionante escena artística de Ginebra cuenta con una gran cantidad de galerías y museos dedicados a celebrar tanto lo clásico como lo contemporáneo. Opera Gallery exhibe a artistas de la talla de Fernando Botero, Salvador Dalí and Marc Chagall. La obra de connotados artistas contemporáneos como Alfonso Borghi y David LaChapelle, llena los espacios de la Gallery Bel-Air Fine Art. Para una experiencia que exclusivamente se podría vivir en Ginebra, visite el Patek Philippe Museum, que es el mejor museo para aprender sobre la manufactura de relojería fina.

Four Seasons Hotel des Bergues Geneva

Reservar ahora

Diversión familiar

Podrá tratarse de un centro bancario y de negocios, pero Ginebra se está convirtiendo rápidamente en un gran destino familiar para vacacionar gracias a sus múltiples museos y a la variedad de actividades al aire libre. Para disfrutar de Lake Geneva, puede realizar el paseo en barco de Beautiful Shores of Geneva. Conocida como “la ciudad de los parques”, no pueden dejar de visitar Bâtie Woods, Bastions Park, así como al Botanical Garden and Parc de la Grange, paradas indispensables para las familias en busca de diversión al aire libre. Durante los meses de verano, mójense en Aquaparc, un parque acuático con toboganes, resbaladillas, albercas de olas y otras atracciones que permitirán salpicarse con los viajeros más jóvenes. Aprender puede ser también divertido en el Museo de Historia Natural, el Museo Patek Philippe, la Oficina de Naciones Unidas y el Museo Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

Vistas de la ciudad

Con sus majestuosos Alpes, el lago encantador y la arquitectura del viejo mundo, Ginebra posee un paisaje impresionante. Las vistas son espectaculares en el “Bryon Stone” de Cologny en la costa oeste del Lago Geneva, vestigios en piedra que hacen referencia al siglo XIX, momento en el que Lord Byron se estableció en dicha área. Otras vistas imprescindibles de la ciudad son por ejemplo, desde la cima de la Catedral de Saint Pierre, el restaurante Le Lion D’Or y desde lo alto de Salève. Al oscurecer, la mejor diversión es cenar en un crucero nocturno mientras se disfruta de la ciudad y su majestuosa iluminación.

Escapes al campo

Las excursiones al aire libre en Ginebra cuentan con notables oportunidades para viajeros activos, que son de fácil acceso desde el centro de la ciudad. En Chamonix Mont-Blanc puede observar Mer de Glace, el glaciar más grande de Francia y tomar el teleférico hacia Aiguille du Midi. Los esquiadores pueden elegir entre pistas de clase mundial como Megève, Verbier y Gstaad—cada una a una distancia aproximada de tan sólo 2 horas desde el hotel. Los viajeros no deben perderse el Golden Pass Chocolate Train (tren de chocolate) desde Montreux a Gruyère, en donde podrán visitar fábricas de queso y chocolate. En Lavaux’s Vineyard Terraces, un viñedo declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO, podrán apreciar el trabajo de generaciones de vitivinicultores que crearon estas terrazas de campiñas elevadas sobre Lake Geneva y los Alpes.

Un día perfecto en Ginebra

Haga como los locales y corra a lo largo del lago o alrededor de uno de los muchos parques de la ciudad al amanecer. Baje la velocidad y recorra Old Town (la antigua ciudad) a pie o en auto con chofer. Es momento de almorzar en Il Lago, con su atmósfera ideal para ver y ser visto, al tiempo que goza de deliciosa cocina italiana auténtica. Posteriormente, dé un paseo por la Rue du Rhône, donde podrá admirar la selección de zapatos de Christian Louboutin. Recuerde ir por su recompensa a Chocolaterie Auer y visitar el Museo Patek Philippe para conocer la historia de la prestigiada relojería suiza.

Regrese al hotel para consentirse con un masaje en el Spa, seguido de un cóctel en Le Bar des Bergues. Cierre con broche de oro, con una cena en Domaine de Châteauvieux, el cual ofrece un excelente servicio, una magnífica carta de vinos y deliciosa cocina francesa.

Four Seasons Hotel des Bergues Geneva

Reservar ahora