La capital toscana no sólo ofrece cultura e historia, pero también hermosos jardínes y múltiples actividades para disfrutar en familia.

Florencia es un paraíso para todos los amantes de la cultura, el arte uy la arquitectura. Sin embargo, este destino renacentista también ofrece múltiples atractivos para disfrutar en familia, con actividades para niños de todas las edades. De hermosos jardines a bulliciosas plazas públicas, no faltan ligares para que las familias gocen de un extraordinario día en el destino. Con Four Seasons Hotel Firenze como base -un palacio magníficamente restaurado con 4.5 hectáreas de jardines en pleno centro de la ciudad- existen múltiples opciones a una distancia de tan sólo una breve caminata.

Disfruten la vista

Piazzale Michelangelo es una fantástica primera parada si quieres disfrutar de la belleza de Florencia. La famosa plaza ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad, así como una oportunidad para que los más pequeños puedan estirar las piernas después del viaje.

Monten un carrusel antiguo

Piazza della Republica es uno de los centros de la vida florentina, y el carrusel antiguo en la plaza, es un buen pretexto que encantará a los niños más pequeños mientras que es un paseo agradable para todos. A la vuelta de la esquina, está el sueño para cualquier amante del queso: Obicà Mozzarella Bar. Muy cerca se encuentra Bartolucci, un tradicional taller de juguetes de madera y juguetería en donde se pueden encontrar los codiciados recuerdos de Pinocchio fabricados por generaciones por la familia Bartolucci.

Visiten a los maestros del arte

Exploren los museos de arte de Florencia en pequeñas dosis si viaja con niños, ya que es fácil sentirse abrumado en las galerías siempre llenas. El David de Miguel Ángel en la Galleria dell’Accademia es una parada obligada y en realidad, una breve parada. La Galleria degli Uffizi alberga muchos de los grandes maestros de Italia en un mismo lugar, incluyendo a Botticelli, Giotto y Leonardo da Vinci, por nombrar tan sólo a algunos. Contratar los servicios de un guía turístico amigable para niños, le permitirá que todos puedan apreciar las fabulosas obras de arte exhibidas. Reserve previamente las entradas para ambos museos para evitar las largas filas para ingresar.

Un bocado dulce

El gelato será siempre un arma no tan secreta para ayudar a mantener a los niños de buenas durante un largo día de exploración y turismo. Hay un gran debate sobre las mejores heladerías en esta "cuna del gelato", pero podemos afirmar que Vivoli, Grom, Badiani y Perché no! ("¿Por qué no!") no los defraudarán. Los locales aman Gelateria la Carraia, en donde se detienen por helado y para cruzar el Ponte alla Carraia mientras disfrutan de la hermosa vista de entrada a la ciudad principal.

Four Seasons Hotel Firenze

Reservar ahora

Maravíllense con Il Duomo

Basílica de Santa María del Fiore, conocida como Il Duomo, o la Catedral de Florencia, es la pieza central de la ciudad por su tamaño y hermosura, ya que deleita los sentidos con su colorido exterior de mármol verde, blanco y rosa. La imponente cúpula de Brunelleschi es una maravilla arquitectónica, y un gran entrenamiento que los niños mayores sdisfrutarán subiendo sus 463 escalones hasta la cima. La recompensa: vistas increíbles. El campanario adyacente, vale la pena la caminata (se recomienda ir temprano por la mañana), y no se pierda el Baptisterio con sus mosaicos brillantes del siglo XIII y se célebres puertas de bronce de Ghiberti Lorenzo y Andrea Pisano.

Deleite a los fashionistas miniatura

El Museo Gucci, que alberga una extensa colección que narra la herencia de la casa de moda de lujo, ofrece ahora CreaKids, cuatro itinerarios educativos y talleres prácticos diseñados para ayudar a los niños de 5-12 años a entender la evolución y la importancia de la moda a través de los siglos. Si no tiene tiempo para el programa de niños o una visita completa, la librería cuenta con una maravillosa selección de literatura para niños.

Exploren la historia de Florencia

El Museo Nazionale del Bargello es un fastuoso palacio con techos abovedados y exhibiciones de armas y armaduras que cautivarán a los historiadores en ciernes. A los visitantes más pequeños les encantará el Museo dei Ragazzi (Museo de los Niños en el Palazzo Vecchio), con su maravillosa mezcla de historias, trajes de lujo y destellos de la vida de la poderosa familia Medici. El Museo Leonardo da Vinci muestra réplicas de los inventos que del artista tales como la imprenta, el cañón de mortero y engranajes-que cautivarán niños mayores de 5 años.

Disfrute los jardines florentinos

Caminen por Ponte Vecchio ("Puente Viejo") hacia Oltrarno, hogar de los muchos famosos talleres artesanales de Florencia. Una vez en el otro lado, diríjanse a Pitti Palace y al Giardino di Boboli, donde encontrarán la cabeza para el Palacio Pitti y del Giardino di Boboli, donde encontrarán grutas, estanques de peces y exuberantes jardines. Para más diversión al aire libre sin restricciones, vaya hasta Forte di Belvedere, una fortaleza en forma de estrella del siglo XVI que ofrece un sinfín de áreas verdes, y Porta San Giorgio, una puerta en las murallas de la ciudad. Esas murallas fueron construidas hace siglos, y un segmento descomunal sigue aún de pie junto a la puerta para incitar la imaginación de los jóvenes.

Vivan una aventura culinaria

Lecciones para elaborar pizza, pasta y otras especialidades locales, pueden ser coordinadas a través del Concierge del Hotel. Para más aventuras culinarias, realicen un paseo familiar por el Mercado Central, con una variedad de quesos, verduras y carnes. Esta es una gran manera de ver a las familias florentinas realizando sus compras diarias, mientras degustan infinidad de delicias durante el camino.

Four Seasons Hotel Firenze

Reservar ahora